Particularidades del posicionamiento web

Particularidades del posicionamiento web

El posicionamiento web es un proceso a través del cual conseguimos una mejor optimización de nuestra página o blog a través de los buscadores, de forma que a cambio lograremos una mayor visibilidad y facilidad a la hora de que los usuarios encuentren nuestro sitio. A continuación vamos a desgranar algunas de las particularidades del posicionamiento web para que los más novatos en este sentido puedan conocer algunos de los conceptos elementales relacionados.

La evolución del posicionamiento web

Como muchos de vosotros sabréis, cada vez que queremos buscar algún tipo de contenido en internet hacemos uso de los buscadores. En la actualidad existen distintos buscadores como pueden ser Google, Bing, Yahoo, etcétera gracias a los cuales y con tan sólo escribir una serie de palabras claves conseguimos localizar contenido expresamente dirigido a satisfacer nuestras dudas o búsquedas.

No obstante, para conseguir este efecto es necesario que estos buscadores indexen las páginas de todos los blogs y páginas web, es decir, analicen el contenido y lo organicen de forma que puedan adaptarlo a las búsquedas de los usuarios del buscador.

Este proceso se lleva a cabo de forma automática, pero a la vez también existen algunos sistemas que nos ayudan a mejorar el posicionamiento web, es decir, que cuando una persona busque un concepto determinado a través del buscador, nuestra página aparezca entre los primeros resultados.

Desde la década de los 90 los buscadores comenzaron con la optimización de los sitios web con el objetivo de establecer esta organización y forma accesible para encontrar en apenas unos segundos lo que estamos buscando.

Sin embargo estaba claro que la gran afluencia de páginas que hablasen sobre una temática concreta iba a dificultar considerablemente el hecho de aparecer en estas primeras posiciones, por lo que muchos usuarios veían relegados sus blogs y páginas con lo que resultaba muy complicado que los usuarios de los buscadores encontrasen nuestro contenido.

De aquí nació el concepto de posicionamiento web y optimización en buscadores, intentando arañar al máximo y dando a conocer el potencial de una página concreta.

El nacimiento del PageRank

Fue a finales de esta misma década y más concretamente el 9 de enero de 1999 cuando Google creó un sistema a través del cual establecía una relevancia para cada una de las páginas y blogs que habían sido indexados por su motor de búsqueda. En este sentido se crea una numeración de 0 al 10 con lo que se indicaba la importancia y reputación de cada una de las páginas.

La dificultad para conseguir un buen posicionamiento web

Cabe destacar que una de las razones por las que resulta complicado lograr un buen posicionamiento web se debe a que los principales motores de búsqueda no facilitan los algoritmos que utilizan para posicionar cada página web. Es decir, cada uno de estos buscadores establece unos valores determinados en función de los cuales nuestra página aparecerá antes o después en los resultados.

Sin embargo, al no tener acceso a estos algoritmos resulta complicado y a la vez da lugar a múltiples opiniones con respecto a los mejores sistemas para lograr un buen posicionamiento web.

La ley y la trampa del PageRank

Para conseguir una buena relevancia aparecieron diversas técnicas como el Linkbuilding a través de las cuales se lograba aumentar el PageRank de forma artificial, lo cual desbarataba por completo la métrica de Google y hacía que páginas con menor relevancia según su criterio obtuviesen mejores resultados en la búsqueda con respecto a otras de mayor importancia.

Por ello fue en el año 2007 cuando el gigante comenzó una campaña en contra de los vínculos de pago con los que se pretendía aumentar el PageRank, naciendo así el atributo “nofollow” que impedía que estos sistemas adquiriesen valor en este sentido.

Evidentemente, a partir de aquí los expertos en SEO optaron por nuevas técnicas para mejorar el PageRank, por lo que Google actualizó de nuevo sus políticas en numerosas ocasiones con el objetivo de impedir lo que consideraba un posicionamiento web artificial que se centraba únicamente en la obtención de beneficios. Dos de las nuevas políticas más populares y recientes son la conocida como Penguin que fue establecida en el año 2012 y la Colibrí aparecida un año después.

En esencia y según los principios de Google, el objetivo del posicionamiento web es colocar en primer lugar las páginas que ofrecen un contenido de mayor calidad, combatiendo las distintas técnicas utilizadas para lograr subir posiciones de un modo adulterado.

Sin embargo, en este aspecto por supuesto existen opiniones encontradas, razón por la cual lo que puede resultar lógico y/o justo para unos, para otros se convierte en un modo para favorecer a unas páginas sobre otras.

No obstante existen algunos trucos para mejorar el posicionamiento web que conoceremos más adelante, intentando evitar los problemas con Google y centrándonos en ese contenido de calidad y que ofrezca relevancia para los lectores.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *